La puerta de la entrada es la primera impresión que cualquier visitante tiene de nuestra casa, igualmente es lo primero que el chi se encuentra al venir a visitarnos.

 

Debemos tener la puerta de la casa limpia, bien arreglada y despejada de obstáculos y trastos. Accesible. No significa que tenga que ser nueva, simplemente que esté cuidada y con buen aspecto.Es importante revisar el hueco que queda detrás de la puerta al abrirla, ya que suele utilizarle para colocar perchas o colgar cosas, la puerta debe poder abrirse completamente.

Si la puerta de entrada a nuestra vivienda da al sur, ya tenemos además mucho ganado con respecto a la suerte y la prosperidad , para fomentar aún más esta suerte podríamos pintarla de rojo o ponerle algo decorativo en ese color.