Cuando la un maestro de Feng Shui llega al espacio para el que se le ha indicado que necesita armonizar y mejorar, primeramente analiza el entorno exterior.

Muchas veces los elementos exteriores afectan negativamente, motivo por el cual hay que trabajar en ese aspecto.

La distribución y ubicación de la vivienda dentro de la calle, antenas, arboles, señales, farolas, corrientes de agua, otros edificios, etc. El médico del espacio debe de conocerlos y tratarlos para minimizar o anular su efecto.

Cuando hablamos de adquirir una vivienda, lo ideal sería que el asesor de feng shui fuera consultado antes de adquirirla, ya que de esa manera se evitarían muchos problemas.

A veces no es posible, la vivienda ya está adquirida, en ese caso hay que trabajar sobre ella y minimizar al máximo todos estos factores. Muy pocas veces podríamos decir que algo no tiene solución, casi siempre es posible encontrarla, para eso la energía del feng shui acompaña al experto y los elementos le ayudan en ello.

En muchos casos se trata únicamente de adaptar lo que ya existe, cambiar muebles de sitio, colores, poner imágenes que representen los elementos para anular pérdidas o potenciar los beneficios que aportan dichos elementos.

Muchos decoradores identifican el estilo feng shui con el agua, con las fuentes. Sin embargo en muchos casos el agua en determinados puntos no es beneficioso sino perjudicial, es necesario conocer en profundidad con funciona el feng shui antes de aplicarlo, ya que en caso contrario podríamos provocar movimientos muy negativos.

El fuego tiene su propio significado y unas excelentes propiedades, el metal, la madera, la tierra. El elemento madera correctamente activado y armonizado puede contribuir a mejorar muchas cosas en nuestro entorno. Como cualquier especialidad médica, ser médico de feng shui implica una formación. No basta con saber que es un Bagua y como colocarlo en un plano, la parte mas importante del feng shui a mi entender, es la correcta aplicación de los cinco elementos .

 

Agua, madera, fuego, tierra y metal han de estar en equilibrio y armonía, eso implica que cada uno de ellos tiene su sitio en el entorno y el medico de feng shui conoce cual es.